Entrevista


Sastre Justo Algaba

por María López
7/6/2019

Mi infancia desde el punto de vista profesional fue muy dura, porque yo me dedicaba a comprar y vender animales, teníamos un matadero y una carnicería, fue muy duro porque yo tenía que hacerle frente a aquellos trabajos que a pesar de ser un niño tenía que hacerlos como si fuera un adulto, pero fue una de las partes de mi vida que más agradecido estoy que mis padres me prestaran esa posibilidad de poder con aquella situación, para endurecer mi personalidad y después hacer las cosas con mayor facilidad.
¿Cómo te iniciaste en esta profesión?
El 13 de septiembre de 1963 me cambio la vida y fue porque el hombre que más ha aportado en la fiesta del toro en toda la historia es Manuel Benítez “El Cordobés” fui a verlo y no pude entrar y cuando salió impacto a mi persona, que dije una verdad y tontería, tengo que ser como tú o quien hace esa ropa. Ya en el año 1966 me vine a Madrid para ser piloto militar y al poco tiempo se cruzó esta profesión, necesitaban a un chico para un taller y cuando llegué ahí me acorde de lo que había dicho.
¿Qué características tenían los vestidos cuando empezaste en esto?
La ropa era totalmente diferente, había más manualidad que ahora, no había nada de industrialización en la ropa, pero la ropa tenía menos calidad de lo que hay ahora, hoy en día se manchan de sangre, se lavan y quedan impecables, antes llevaban unas entretelas que eran de almidón y lo que pasaba que al lavarlo se emblandecían mucho y quedaban muy flojitas, había que deshacer el vestido para armarlo nuevamente, había características que eran mejor por una parte, la verdad es que ha cambiado mucho para bien.
¿Qué cambios ha tenido hasta hoy?
La ropa de torear ha tenido cambios muy notables, te puedo decir que yo he sido el pionero de hacer cambiar todas las ropas del toreo , después ha habido aquellas personas que me han ido siguiendo, pero ha habido unos cambios muy notables, antes los vestidos eran muy barrocos y del estilo de jarrones y a nadie le estilizaba la figura, sin embargo he cambiado todo el sistema de los dibujos, diseños, casi a todos en líneas verticales, he procurado al que es moreno ponerle colores más claros o inversa, han cambiado mucho los rasos porque yo les doy unos acabados y no penetra la sangre ya no se tienen que lavar tanto como antes, la ropa ha cambiado mucho de cómo se hacía antes yo soy el sastre más antiguo que hay en cuanto a trabajo directo a la persona, porque otros pudieron haber heredado alguna sastrería de más antigüedad y no estuvieron en la línea de aprendizaje de esa época.
¿Para qué otras personas has hecho ropa?
la ropa de las películas taurinas, para las óperas Carmen, he hecho ropa para el Metropolitan de Nueva York, Royal Nacional de Londres, Verona, el gran teatro de Austria, también hago ropa eclesiástica, a mis vírgenes las visto con mantos de bordados de toreros, para novias, fiestas de noche, para la feria de Sevilla.
¿Haces capotes y muletas?
Hago capotes, muletas, y toda la indumentaria del torero.
¿De qué tela es el capote?
La tela del capote es una seda con nylon que lleva una trama que es la que le da la suavidad y el nylon es una fibra que ayuda mucho a mantener el capote con muy buen aire. Hay dos tipos de muleta, pero generalmente se hace con lana de oveja, y se llaman lana de franela encogen un poco, pero les he hecho unos tratados. sacado otras que son muletas lavables que son de fibra con lana y esas no encogen nada, son tejidos que han avanzado muchísimo, les he hecho innovaciones muy importantes, se ha llegado a una duración increíble.
¿Cuánto usas de tela en cada una?
Todo depende de las medidas puedo utilizar para un capote, como lleva 3 telas el nylon amarillo y un interior me puedo llevar hasta 20 metros de tela en total de todo, lleva mucha tela, lleva casi 7 metros de nylon, otros 7 de forro amarillo y lo mismo de forro interior para que tenga consistencia y duración esto es para que el capote no se haga feo al lavarlo y debe tener mucha consistencia.
¿Has hecho modificaciones en los capotes o muletas? Y cuáles.
Son los que menos modificaciones se les puede hacer porque llevan un corte concreto.
¿Has hecho cambios o modificaciones en el vestido?
El vestido de luces lleva cambios muy notables, en principios ya ni los colores son los mismos de siempre, hoy son tonalidades distintas, en los dibujos se ha buscado que sean casi todos que sean de líneas verticales y dentro de los dibujos al hacerlos así la personalidad del torero y la estética mejora muchísimo esto ayuda a que el torero parezca más delgado de lo que está.
¿Qué tal han sido aceptados por los toreros?
Los toreros no se dan cuenta de mis cambios yo procuro que nadie se entere lo voy exponiendo e imponiendo y lo hago porque si lo tuviera que consultar, muchos no se dejarían, sin embargo, veo en la plaza que hay una introducción de las nuevas formas que jamás nadie lo hubiese creído, lo que es que esta asumida sin darse cuenta.
¿En general el torero acepta un cambio en el vestido?
Los toreros generalmente no quieren cambios, ellos quieren lo mismo de siempre, pero no sirvo para estancarme, me gusta trabajar para el diseño, por la innovación y más que nada que sea un cambio beneficioso para todo el mundo, hasta para los aficionados que lo vean desde lejos y digan, que bonito esta.
¿Tú haces los diseños?
Si, los diseños los hago porque es cuestión de interpretar, esto es como el que quiere hacer una canción, tienes que interpretar bien el papel que vas a hacer.
¿Cómo te inspiras para hacer un bordado?
Las ideas no son mías vienen y se van, otra cosa es que yo las formule y las trabaje, que vallan a mi cuerpo a mi mente y poco a poco las voy reteniendo y cuando quiero echar mano hago apuntes y luego los desarrollo, pero no es fácil, es una obra complicada porque uno no es dueño de sus ideas, solo vienen por un momento de inspiración.
¿Cuáles son los bordados que más te piden?
Es un bordado que siempre ha llevado el maestro Ponce que es el bordado de jarrones o el original, es un bordado de los clásicos, lo estoy dejando a un lado porque me gusta hacer cosas más novedosas.
¿Cuál es el momento más común en el que se te viene a la mente el diseño de un bordado?
Lo importante es saber dónde está la fuente de inspiración, si te viene oyendo música tienes que poner la que te gusta, la que puede relacionarse con el toreo, la que te da posibilidades de relajación, si es un tipo de soledad o relajación, te vas al campo camina solo, sin nadie y te viene todo lo que quieras, o en una plaza viendo la corrida me inspiro muchísimo y voy tomando anotaciones, cada uno tiene una manera de interpretar distinto, son papeles que no le valen a nadie y para mí son válidos.
¿Ya que tienes en mente un diseño que tan difícil es plasmarlo a la tela?
Primero lo tienes en la tela y de ahí pasarlo al papel y después la cordonera lo pasa tal cual como se lo he dibujado.
¿Dejas una plantilla echa del bordado?
Si, lo que pasa es que no sirven los mismos para todos los toreros, si el torero engorda o adelgaza hay que restructurar nuevamente, hay a muchos que se les puede poner ese dibujo, pero hay que adaptarlo a sus medidas al ancho y largo.
¿Aproximadamente cuantos bordados tienes?
Creo próximo a 6 mil.
¿Qué es lo más difícil y tardado de realizar en un traje de luces?
Lo más difícil es la mano de obra manual o artesanal ahí no se puede meter maquina tiene que ser algo que sea con la mano humana
¿Cuánto material de cada uno utilizas en un traje de luces y pasamanería?
Se puede llevar más de 2 kilos de material de oro y es lo más caro, la pasamanería lleva menos y es un poco más económico.
¿Cuál es la parte del vestido que más te gusta hacer?
La más difícil, me gusta hacer la taleguilla porque si al torero no le encaja, no le vale, también la chaquetilla porque es muy compleja a la hora de hacerla y que vea como le queda.
¿Disfrutas ver tus trajes en las plazas?
Yo disfruto como nadie, no creo que alguien lo disfrute en ninguna fiesta, campeonato, corrida de toros me pongo en cabeza de lo que es disfrutar lo que hago, no hay nada mejor en trabajar en lo que te gusta y eso ya es una bendición
¿Les ves cualidades o defectos en la plaza?
Le veo siempre cualidades y si le veo defectos le digo al cliente, tae tu vestido porque queda ancho, flojo lo que le vea, pero el vestido cumple una función muy importante, es una función única, no tiene nada que ver con otros vestuarios y ver un vestido que te ha costado mucho trabajo diseñarlo y hacerlo, si no te llama la atención en la plaza y no te hace vibrar, que poco cariño le has puesto, a mí me hace mucha ilusión ver mis vestidos y me da mucha pena cuando los coge un toro, pero es el riesgo de esto.
¿Terminas siendo sastre o nunca terminas de aprender?
Mis exigencias ahora son muy grandes de cuando empecé, la experiencia que llevo en 52 años parece haber dado de sí, pero resulta que en cuanto más aprendo tengo más posibilidades de superarme, en avance hacia el futuro, cuando sabia menos tenía limitaciones, cuando he ido sabiendo más las limitaciones eran las mismas, pero tenía un campo de acción y hoy que creo que se mas por mi trayectoria sigo pensando que en el nivel de exigencia lo hago más que nunca porque ahora se en dónde puedo dar más de sí, nunca se deja de aprender todos los días que me levanto a lo primero que pienso es como voy a seguir aprendiendo de esto.
¿Qué fechas del año es cuando más trabajo tienes?
Generalmente entre febrero y junio porque son las ferias más importantes y es donde estrenan los toreros, en la feria de Sevilla y Madrid es cuando más estrenan.
¿Cuánto tiempo tardas en realizar un vestido?
Un mes y medio independientemente que te llegue una urgencia.
¿En qué época termino su forma definitiva el vestido?
Eso va a terminar en el momento que está limitada la capacidad de crear, se limita cuando ya no se tengan ideas mientras tanto va a evolucionar.
¿Cuántas pruebas le haces al torero?
Una o ninguna.
¿Qué color es el que más te piden?
Hay colores que son clásicos, el grana, azul marino, negro, blanco, azul rey, son bonitos y muy atractivos.
¿De qué material puedes hacer un vestido?
Cordón, lentejuela, metal con baño de oro todo eso se combina entre ellos y el resultado queda sensacional.
¿Haces capotes de paseo?
Si.
¿Cuáles son tus diseños favoritos para realizar un capote de paseo?
Es más clásico a veces pienso más en cambiarlos, pero no admite una variación, aunque se pueden hacer verdaderas joyas, se pueden hacer en oro, plata o negro, llevan imágenes, galones para los goyescos.
¿Cuánto tiempo tardas en hacerlos?
Como mes y medio.
¿Cómo es un día entre semana en tu vida diaria?
Trabajar, trabajar y trabajar, levantarme a las 6 de la mañana a hacer algo de ejercicio, estiramientos, si me da tiempo de ir al gimnasio voy y si no voy caminando hasta el taller, me pongo a trabajar y por la tarde vuelvo a hacer estiramientos, siempre es igual, un día laborable o festivo, todos los días para mi tienen el mismo horario.
¿Cuál es tu música favorita?
Muchas, pero entre ellas el Flamenco, Rolling Stone, pero a Pink Floyd es el que más me inspira porque es un rock que nunca pasa de moda y el rock me encanta y me pone las pilas
Tu tienda: ¿Las Rosas o La Paz?
Tengo un cariño muy especial por la tienda de La Paz, porque llevo muchos años en ella, aquí me han ocurrido momentos extraordinarios por aquí han pasado las figuras del cante, del baile, los toreros. En el sentido práctico mejor Las Rosas porque tengo mis talleres donde puedo funcionar y donde tomo decisiones y concreto cosas que allí se pueden hacer mucho mejor que en la de La Paz, pero cada una tiene la función de lo que hacemos en cada una de ellas.
¿Tu libro?
El monje que vendió su Ferrari.
¿Deporte?
Caminar.
¿Comida?
Lo más ligero posible, vegetariana o mediterránea.
¿Flor?
La rosa.
¿País?
Lógicamente España y después con mucha admiración y arraigo México.
¿Tu viaje favorito?
México porque ahí conocí a mi esposa y ahora Dubái porque voy a ver a mis hijos.
¿Tu paisaje?
La montaña.
¿Tu bordado?
Todos los que sean manuales.
¿Lugar?
Mi hogar y mi taller.
¿Tu color de traje de luces?
El azul rey o azafata.
¿Color para vestir?
Siempre hacia los azules y gris.
¿Algún comentario a esta entrevista?
Gracias a la afición mexicana, me ha mantenido mucho en momentos difíciles y en el año de 1974 en mi primer viaje que hice a México como profesional, me vine con la mayor satisfacción del mundo y gran parte de lo que tengo, se lo debo a la afición mexicana y a la gente del pueblo mexicano que es diferente al resto del mundo, gente tan prestada, cariñosa, amable, con tantas ganas de ayudar al prójimo, como México nunca lo encontré, por eso estoy tan agradecido de México y su gente.

María López Gutiérrez
Representante en México de Justo Algaba

“El toreo es el único arte que crea más arte”

 

Exhibición de trajes de luces de Justo Algaba
El matador Ureña durante una visita a una prueba con Justo Algaba
...también hago ropa eclesiástica...