Entrevista


Alejandro Del Olivar

por María López
7/7/2018

-¿Cómo nace su afición por los toros?
Por mi padre que fue un torero destacado de la baraja taurina mexicana, al que no vi torear, cuando yo tenía 4 años él se retira y le corto el añadido en la plaza de toros de Celaya, desde esa edad yo ya jugaba en mi casa a ser torero y conforme fui creciendo siempre tuve las ganas e ilusión y cada vez lo fui queriendo hacer más en serio y, creo que la vocación ya la tares desde que naces.
-¿A qué edad torea por primera vez y en dónde?
Yo creo que a los 10 años en el rancho San Lorenzo de mi padre donde tenía un cortijo y siempre hacían fiestas taurinas.
-¿A qué edad empieza como novillero?
Debuto a los 14 años en Celaya en una novillada sin picadores y de ahí arranca mi carrera profesional, me presento en la plaza México a los 17 años.
-¿Cuál fue el cartel de su presentación en la México?
Paco Villalba y Ramón González “Zapaterito” con toros de Checo Hernández en la plaza México un 31 de agosto de 1986.
-¿Cómo fue su carrera de novillero?
Muy buena, tuve la oportunidad de torear en la inauguración de la temporada 86-87 un 31 de agosto y mate 9 novilladas, corte 6 orejas saliendo 2 veces por la puerta grande y también toreando el estoque de plata, fue una carrera muy exitosa toreando 145 novilladas siempre a lado de Adolfo Guzmán, donde siempre he dicho que es uno de los mejores apoderados que hay en México, me llevo perfectamente bien, tuve la oportunidad de pisar todas las plazas de primera importantes de este país triunfando y abriendo la puerta grande de todas, en ese tiempo se daban un número importante de novilladas, era negocio, ahora es muy difícil que un empresario no pierda dinero en una novillada, en ese tiempo se ganaba dinero porque había entradas muy buenas.
-¿Cuándo toma la alternativa, su confirmación, fechas y carteles?
La tomo a los 18 años un 12 de diciembre de 1987 en la plaza de toros “La Luz de León” me la da el maestro Manolo Martínez, y testigo Cesar Pastor con toros de “Begoña” la confirmación fue un 22 de septiembre de 1992 con José Luis Herros y Óscar San Román con una corrida de Campo Grande.
-¿Cómo fue su carrera como matador de toros?
El día de mi alternativa a lado del maestro Manolo Martínez corto el rabo al segundo de mi lote cosa que me vino muy bien y se me dieron muchas corridas, donde ocurre una cosa curiosa mi papá llevaba una buena relación con Manolo Martínez, él se despide en 1982 cuando yo estaba de novillero y regresa en 1987 y por destino de Dios me toca que me dé la alternativa, el torero con el que yo toda la vida jugué a torear algún día, en primaria en mis cuadernos hacia carteles de Alejandro del Olivar y Manolo Martínez era un sueño que tenía, el que me haya dado la alternativa tuvo un significado muy especial, aparte de que para mí ha sido el torero más importante que ha tenido este país, yo me tardo un poco en regresar a México porque hubo un distanciamiento con el doctor Gaona y mi apoderado, porque quería que tomara la alternativa en México pero no llegamos a un acuerdo y por eso la tomo en León sin venir 5 años a la México y cuando la confirmo ya estaba Curro Leal de empresario.
Toree alrededor de 280 corridas de toros tuve una época de 10 años buenos de un promedio de 25 a 30 corridas por año, después por el 98 empieza a bajar, se empiezan a complicar las cosas, ya no ando con Adolfo Guzmán, empiezan a surgir otros toreros jóvenes, las oportunidades eran escasas y me empiezo a dar cuenta que cada vez es más difícil llegar a ser figura del toreo, empecé a torear mucho menos hasta que en el año 2005 después de una corrida en Aculco al terminar de torear y empezándome a desvestir de torero, sentí una apatía muy grande ya no me sentí con ilusión, contento a pesar de que ese día había cortado 4 orejas y había salido en hombros, al terminar de quitarme el vestido determine que ya no me lo volvería a poner y no lo he vuelto a hacer. Tuve una carrera de novillero muy corta y bastante buena, tuve mucha suerte, se me acomodo todo muy bien y cuando esto dejo de pasar, ya no tenía la misma edad, ya me habían pegado los toros, se me había acabado la ilusión, más nunca la afición porque nunca en mi vida he dejado de estar en los toros, decidí hacer empresa, con novilladas, siempre vinculado a la fiesta, nunca en mi vida me he salido de la fiesta. Cuando salieron las propuestas de retirarme bien si me ilusiono un poco, en el 2011 se me hizo una propuesta de retirarme en la feria de Celaya, también me propusieron que yo hiciera el cartel, pero cuando pasa el tiempo es mejor darles toros a los chavos, a los que empiezan, aunque si me hubiera gustado cerrar el ciclo, ahora me dicen que me despida el día que le dé la alternativa a Francisco Martínez, pero no, porque me va a pegar un repaso.
Toree en todas las plazas de primera y ferias importantes, alternando con figuras, desde Manolo Martínez hasta “El Zotoluco”, Eloy Cavazos, Curro Rivera, Miguel Espinosa, Jorge Gutiérrez, David Silveti, Mariano Ramos, Guillermo Capetillo, Manolo Arruza, alcance a torear con estas figuras de primera línea, de españoles con el Maestro José Mari Manzanares, “El Capea”.  Mis últimos años tuve una relación muy íntima, cercana con David Silveti entrenábamos juntos en Salamanca me iba para allá , la última persona que me llego fue Joaquín Leal que era su apoderado, me dio muchas corridas, toree como 25 tardes con David, fue de las figuras con las que más alterne, además de muchísimo campo, una relación de estar diario juntos, salíamos a entrenar toda la mañana y yo regresaba para comer, a Diego lo conozco desde muy chiquito él quería ser futbolista y me ponía a jugar con él en el jardín de su casa.
-¿Cuantas orejas, rabos o indultos?
La verdad no lleve números de orejas y rabos, pero lo que, si es que nunca tuve la experiencia de indultar un toro, jamás se me fue un toro vivo, todos los toros que salieron por las puertas de chiqueros los termine matando.
-¿Cuál era su pase favorito con capote y con muleta y con qué le gustaba torear más?
A mí siempre me gustó muchísimo el capote, yo creo que es de herencia porque a pesar de que nunca vi torear a mi padre, me comentaban que era uno de los toreros que mejor manejaba el capote en México, a mí se me hace mucho más elegante, más torero, donde puedes ver la elegancia del torero, la verónica es el lance que más disfruto y con la muleta siempre me acomode más por el lado izquierdo.
-¿Cómo era su preparación para antes de torear?
Muchos años lo hice aquí en Celaya, después con el maestro David en Salamanca, me dedicaba toda la mañana a entrenar, me despertaba, me iba temprano al gimnasio, aunque ahora lo sigo haciendo con Francisco Martínez, después me iba a entrenar al parque con el mozo de espadas, cuando iba con David le echaba el toro y le aprendí mucho su técnica, consejos que él me dio, y cuando se daba la oportunidad que siempre yo he sido un torero muy de campo, es el punto fino el torear a las becerras, la técnica del toreo, los ritmos, el torear despacio, hacer las cosas con cierta tersura, los toques con la muñeca, eso te lo dan las becerras en el campo.
-¿Con que torero de la antigüedad le hubiera gustado torear?
Sin duda con el maestro Manolete, el toreo es antes y después de él.
-¿El día que toreaba cual era el momento que más le gusta o le agradaba?
Al final cuando triunfaba porque eran días complicados, es un sentimiento muy difícil de platicar, cuando triunfas es como que se pague todo el esfuerzo que haces y todo lo mal que puedes pasar, cuando logras los triunfos y vas viendo que vas caminando en tu carrera, sin duda son los momentos más felices.
-¿Tenía algún color preferido para vestir de luces?
El obispo y oro, siempre tuve un vestido de ese color desde novillero hasta el último día que toreé, cuando me mandaba a hacer mi ropa eran 4 pero siempre uno obispo.
-¿Qué hacia el día que iba a torear?
Yo siempre fui de buen dormir, despertaba, me iba a desayunar y trataba de dormir una siesta hasta antes de vestirme, en caso de que fuera de viaje en la mañana se repetía el mismo patrón, me gusta mucho el fut bol y si había un partido lo veía, el apoderado y la cuadrilla se iban al sorteo, cuando regresaban me decían que toros me habían tocado, me metía a bañar y me gustaba vestirme con mucha calma.
-¿Qué le gustaría dejarle a la fiesta?
Lo que estoy haciendo, transmitir mi experiencia. Lo que me dejo el tiempo a un muchacho nuevo, regresarle a la fiesta un poco de lo que te dio, creo que es el compromiso que tengo con la fiesta, ahorita estoy enfocado con Francisco Martínez, es un muchacho que le veo condiciones, mucha afición, hemos trabajado dos años, de alguna manera es lo que le estoy aportando a la fiesta, me encantaría dejarle una figura del toreo.
-¿Por qué decide ser apoderado?
Después de retirarme, empecé a hacer empresa, eso fue lo que más me llamo la atención, hace unos 7 años tuve ofrecimientos de amigos matadores pero no me sentía preparado, capaz; siempre he pensado que el apoderado debe ser una persona muy profesional y muy seria para no jugar con los sentimientos del torero porque te depositan toda su confianza, los mejores años de su vida, sus sueños y no puedes jugar con eso y como yo no me sentía preparado hacia otras cosas en el medio hasta que Francisco se me acerco hace como 3 años, precisamente en un serial de  novilladas en San Miguel que dimos Marcial Herce y yo, lo pusimos para debutar de novillero, después me pidió que lo invitara al campo que lo ayudara y yo la verdad le daba largas, hasta que un día platique muy bien con él y acepte el reto y le dije que siempre tiene que estar por arriba de bien hay una raya a donde muchos toreros llegan pero no cruzan y si la quieres cruzar tienes que hacer cosas que no hace nadie para poder ganar dinero, lo empecé a ver muy dispuesto, con mucha ilusión, tiene muchas condiciones, tiene mucho valor y una gran disposición, es disciplinadísimo, muy preparado, no toma, no fuma, no se desvela, es muy sano, esta todo el día con sus papas todo eso me hizo ilusión, empezamos a trabajar, empezó a torear y vi que le entraba el toreo y que en la plaza te escucha, porque es una virtud, así empezó esta ilusión y nuevo reto en mi vida de profesional del toreo y creo que ahí va, él ha respondido prácticamente ya ha toreado en todas las plazas importantes, y si todo camina como hasta ahorita, estamos para que en enero tome la alternativa.
-¿Qué labor es la que realiza un apoderado?
Es una labor complicadísima, desde el punto de vista administrativo tienes que empezar por ver que va a torear, que novilladas consigues, acercarte a las empresas, conseguir el campo, tocar las puertas, porque muchas veces en la posición de Francisco ya es más fácil, hay muchas cosas que hago por teléfono, hace un año no sabían quién era, había que tocar puertas, pedir favores, era muy complicado pero gracias a Dios las relaciones que tengo de matador de toros y en esto me han servido mucho y me han facilitado las cosas, antes les hablaba a los ganaderos para que nos invitaran al campo, ahora ya nos hablan es un chavo que cae bien, sencillo y eso le ha servido mucho, él está al pendiente de todo lo que hace, sube todo al Facebook, el dárselo a conocer a la prensa, saber manejar a un torero, la imagen y aparte yo la hago un poco de maestro, entreno con él, le corrijo defectos, siempre después de una novillada ya sea buena o mala nos sentamos a platicar, vemos el video y lo llevamos a la práctica para tratar de mejorar, empecé a trabajar en lo técnico, ahorita estoy muy metido en el tema estético, estoy tratando de afinar su caminado, en todo lo que hace en el ruedo, es un trabajo diario complicado, tiene disposición y disciplina.
-¿A quién apodera actualmente?
Al novillero Francisco Martínez y a la ganadería del “Garambullo” que se fundó hace 12 años por las familias Usabiaga y Funtanet en el municipio de Villagrán, Guanajuato y manejan 2 líneas Santa Coloma y Parlade, y yo llevo toda la administración taurina.
-¿Qué es lo que hace como apoderado de la ganadería?
Pues consiste similar a un torero, yo llevo todo el asunto de venta de novillos y toros, mi labor es colocar los encierros en la plaza en cuanto están listos. también de llevar a los matadores que quieren los dueños invitarlos a tentar y la logística de los tentaderos, en una palabra, todo lo taurino lo llevo yo.
-¿Cómo lleva la administración taurina de la ganadería?
En el tema administrativo hay una persona que lo lleva y el asunto de calificar tientas y como hacer los empadres es tema de los ganaderos, aunque siempre lo platican conmigo
-¿Cuánto tiempo lleva como apoderado?  
Dos años y medio.     
-¿Qué es más difícil ser apoderado o torero?
Las dos tienen sus cosas pero yo creo que torear, ponerte delante de un toro es difícil debes tener muchas ganas, valor y corazón, sin embargo ser apoderado si tienes un poco de conocimiento lo puedes hacer bien, yo aprendí mucho de Adolfo Guzmán que para mí sigue siendo uno de los mejores apoderados que tiene México, hay muchos apoderados que se encargan de conseguir corridas, negociarlas y de ahí no se mueven, uno sufre mucho en las novilladas Francisco es un novillero que a pesar de lo que ha toreado no le han pegado los toros y cuando estas en el callejón y ves el peligro que tiene un novillo sufres más que él y la pasas muy mal.                                                                 
-¿Cuál ha sido la experiencia más bonita que ha tenido como apoderado?
Ver el crecimiento de Francisco, ver que vamos logrando lo que platicamos hace 3 años, el darnos cuenta de que hemos conseguido muchas cosas, quizá más de las que nos imaginamos en un inicio, siento muy bonito ver el escalafón y él es el número uno, y que hay cosas importantes para él.
-¿Cuál es el trabajo más difícil de un apoderado?
El tocar las puertas de las empresas, que muchas veces te digan que sí y ves los carteles y no apareces.
-¿Qué metas tiene como apoderado?
Hacer crecer a este torero lo más que se pueda, que llegue hasta donde a él le alcance, me encantaría que se hiciera figura del toreo, ha trabajado muchísimo, en su casa han hecho un esfuerzo económico porque viene de una familia humilde y creo que la mayor recompensa que le puede dar a su familia es hacerse figura, el hecho de que yo tenga mi granito de arena y lo logre me daría mucha satisfacción.
-¿El futuro de la fiesta la ve en tiempos de crisis?
Yo creo que ya está pasando, la hemos tenido varios años, simplemente hay que ver las entradas a las plazas cuando yo estaba de novillero eran de ¾ de plaza cuando ahora no las hay con figuras del toreo, eso habla de una crisis la gente ha dejado de ir a los toros, a futuro veo cosas buenas ahora hay una camada interesante de novilleros, cosa que hace unos años no sabías quienes eran los que estaban anunciados, ahora ese proyecto que tiene Mario Zulaica con soñadores de gloria en provincia lo deben de continuar, es un proyecto muy bueno que le viene muy bien a la fiesta.
-¿Cuál es el proceso para que contraten a su torero?
Que el empresario tenga el interés de anunciarlo, después se acercan a mí ya sea que me llamen o los vea, checo el encierro, las fechas, ahorita estamos en la posición de torear todo lo que sea y donde sea.
-¿Qué se necesita para ser apoderado?
Mucha afición, tiempo, tener fe en el torero, conocer el tema porque hay muchos apoderados que no saben nada de toros.
-¿Qué sueños faltan por hacerse realidad?
Uno que tengo muy marcado y que no logre como torero es poder ir a confirmar en Madrid, en mis tiempos era más difícil, no estaba tan abierto como ahora era muy cerrado ir a España, ya sea confirmar o ir a torear como novillero que no lo descarto.
- Pasando a otros temas personales. ¿Cuál es su pasatiempo favorito?
El futbol.
-¿Cuál es la flor que más le gusta?
La rosa.
-¿Cuál es su comida favorita?
Un buen corte de carne.
-¿Cuál es su música favorita?
Toda.
-¿Cuál es su libro favorito?
Mas cornadas da el hambre.
-¿Su paisaje?
El campo bravo.
-¿Qué le gusta más el día o la noche?
El día.
-¿La playa o el bosque?
La playa.
-¿El campo o la plaza?
La plaza.
-¿El capote o la muleta?
Capote.
-¿El clima caliente o frío?
 Frio.
-¿De luces o corto?
Luces.
-¿Bordado recamado o sencillo?
Recamado.
-¿Lo dulce o salado?
Dulce.
-¿Cocinar o comer?
Cocinar.
-¿Leer o ver tv?
Ver la tv.
-Descríbame en pocas palabras una tarde de triunfo.
Lo máximo.
-Mascota.
Caballo.
-Animal favorito.
El toro bravo.
Gracias por su tiempo y sus respuestas como Matador y Apoderado y, mucha suerte para usted y su poderdante.

 

María López Gutiérrez
Representante en México de Justo Algaba
“El toreo es el único arte que crea más arte”

... mi padre Antonio Del Olivar fue un torero destacado de la baraja...
La alternativa me la da el maestro Manolo Martínez.
...a Diego Silveti lo conozco desde muy chiquito...
Después de retirarme, empecé a hacer empresa...
Apodero al novillero Francisco Martínez y a la ganadería del “Garambull
Ver el crecimiento de Francisco, ver que vamos logrando...