Columnista Invitado


ABURRIDA LA 2ª “CORRIDA” DE CALAVERAS”

Pedro Julio Jiménez Villaseñor
5/11/2016

QUÉ DIFÍCIL y penoso es intentar hacer una reseña de un festejo donde la mansedumbre de los supuestos toros bravos semejaban ser del agarradero, hoy los de Guanamé, eso, y posiblemente un poco más, lo sugerían. De lejos parecían, de cerca ni duda dejaron. Ellos fueron para los de a pie, Arturo Macías “El Cejas”, y el de Badajoz José Garrido, de Rancho Seco -el que más se dejó- y de Bernaldo de Quirós para Emiliano Gamero que entró a la competencia de ver cuál era el astado más malo. 
LAS NOTICIAS sobre el clima nos decían que desde la tarde el termómetro bajaría algunos grados, afortunadamente no fue tanto y lo que sí bajo fue la entrada, la “corrida” inició puntual a las ocho de la noche pero con un cuarto de la capacidad del coso Monumental Aguascalientes.
LA FICHA por lo mismo es muy escueta.
Emiliano Gamero, no mal en sus intervenciones, abusa de “vender” su quehacer y con eso alarga innecesariamente su labor, desde luego que cierto sector del graderío se lo festeja y por lo mismo al final escuchó palmitas a pesar de su mal uso con el acero, en su primero existía la probabilidad de llevarse un apéndice.
Arturo Macías, entregado en sus intervenciones pero repetimos que imposible estructurar faenas con astados tan descastados. Su primero lo brindó a Víctor Mora que dejaba las filas de los matadores debutando cómo subalterno de a pie. En el quinto escucho pitos después de recibir dos avisos.
El español José Garrido con valor y esforzado, el puntillero levantó al de su debut perdiendo una oreja. En el que dio por terminado el festejo tres tandas muy buenas por el lado derecho a base de riñones y coraje, la espada sin filos y escuchó palmitas.
Este sábado la última de Calaveras con el mano a mano de los hermanos Joselito y Luis David Adame con astados de diferentes dehesas.  

Fotografías de: Manolo Briones

Arturo Macías, entregado en sus intervenciones pero...
repetimos que imposible estructurar faenas con astados tan descastados.
El español José Garrido con valor y esforzado
el puntillero levantó al de su debut perdiendo una oreja
Emiliano Gamero, no mal en sus intervenciones,