La Crónica


Gran tarde de Ignacio Garibay y la ganadería de "Marrón"

Alfredo Flórez
17/9/2016

Se lidió una preciosa corrida de la ganadería de Marrón, baja y muy bien hecha, cuatro se dejaron meter mano y sobresalieron por mucho el segundo que mereció el arrastre lento, y el extraordinario quinto, al que le dieron vuelta al ruedo.
Abrió plaza el rejoneador Jorge Hernadez Garate con un toro de Carranco, quien ha tenido una actuación muy completa y muy templada, el potosino clavo un rejón de castigo, banderillas a una mano y tres banderillas cortas en todo lo alto, desafortunadamente el rejón de muerte cayó en muy mal lugar y perdió los trofeos que tenía ganados, fue ovacionado al despedirse.
Los Forcados de Juriquilla con mucho valor y entrega consiguieron la pega al tercer intento.
Eulalio López Zotoluco, ha tenido una tarde en la que ha vuelto a poner de manifiesto que está hecho un maestro del toreo. A su primero le hizo una faena donde destacaron los tiempos, el entendimiento del toro, las pausas, y la forma en la que parece detener el tiempo con su toreo.
En su segundo no pudo hacer nada, y decidió regalar un toro, al que le hizo la faena y de no haberlo pinchado le hubiera cortado la oreja.
Antes de salir a matar el Toro de la despedida, la familia Toreslanda le entregó una placa conmemorativa a su historia en esta plaza y como recuerdo a su última tarde en Juriquilla.