Pachuca 2017

Columnista Invitado


SOBRE LA ENCERRONA DE LEO VALADEZ

Pedro Julio Jiménez Villaseñor
31/10/2016

MÁS QUE una reseña de la novillada vista la tarde de ayer, la encerrona del local Leo Valadez en la plaza San Marcos, intentaré compartir la reflexión que toda la noche aleteó sobre mi confundida cabeza.
RESULTA QUE, con total seguridad, quienes hicimos poco más de media entrada, confiábamos en salir del coso comentando un fuerte triunfo del joven paisano que se ha formado allende la mar, tanto cómo decir que salimos desilusionados no lo fue, pero…
MUY CIERTO que le vimos enterado, solvente, preparado física y técnicamente, cual debe de ser, para enfrentar la responsabilidad que le confiaron la empresa y sus apoderados, la de echarse a cuestas partir plaza en solitario, ya lo decía, y lidiar seis astados de diferentes haciendas que fueron de Montecristo, Los Encinos, los dos siguientes de Santa María de Xalpa, luego de los herederos de Teófilo Gómez, de Boquilla del Carmen, y el de regalo de La Paz. Los de la Santa y el de los sucesores crearon problemitas pero nada del otro mundo, se supone que quien enfrenta este tipo de compromisos bien puede resolverlos y lo hizo “a medias” ya que varios de los novillos merecieron irse, mínimo, sin un apéndice. Y de nuevo surge una interrogación, un pero más…
¿LO ADELANTARON para situación tan fuerte? Eso de “solvente” quizás lo debemos de dejar “en aseadas labores”. Un mundo de dudas tenemos sobre el mal resultado que nadie esperaba. De verdad deseamos que este resbalón, semejante a alguno que todos hemos tenido en nuestras diferentes actividades, sea, por increíble que pueda sonar, un positivo “jalón de orejas” y corrijan, él y sus administradores, la manera y forma de llevarlo. Seguro estoy que los “fracasos” dejan más que los triunfos cuando se es inteligente y Leo lo es.
EN CASA del novillero nos avisan que en el de regalo resultó con un puntazo en la ingle, el ruedo lo abandonó por su propio pie, pero en estos momentos lo intervienen quirúrgicamente con la probabilidad que al término de la pequeña operación retorne con los suyos.    
FICHA:
COMO UNICO espada Leo Valadez.
Ovacionado en el primero, silencio en el segundo y tercero, oreja pitada en el cuarto, después palmitas en los restantes y el de regalo regresó vivo a los corrales. 

¿LO ADELANTARON para situación tan fuerte?
Seguro estoy que los “fracasos” dejan más que los triunfos
EN CASA del novillero nos avisan que en el de regalo resultó con un puntaz
MUY CIERTO que le vimos enterado, solvente, preparado física y técnicamen