Pachuca 2017

Columnista Invitado


RECUERDOS DE VIEJAS LECTURAS…

Pedro Julio Jiménez Villaseñor
4/10/2016

-COMUNICADO DESDE Gibraltar que, según Radio Moscú, «Manolete» fué fusilado por una actuación desafortunada en Linares. Añade la descabellada información que, por ser la Fiesta de toros de tipo nacionalista, «el salvaje espectáculo de las corridas de Madrid lo preside Franco, y en provincias los generales.-
-Estos castigan desde la presidencia las faltas de los toreros cobardes o malos artistas con multas e incluso con la muerte». A tal efecto da los nombres supuestos de toreros desconocidos que han sido condenados a muerte por cobardes, e insiste en que «Manolete» fue fusilado.-

QUE DON Fernando “El Gallo” -padre de Rafael y de “Joselito”- fue consumado maestro y un torero florido y vistoso, es harto conocido de todo aficionado que conozca algo la historia de nuestra Fiesta. Como igualmente saben todos que no se distinguió nunca por su valor ni por sus aciertos con la espada. Cuando su mencionado hijo Rafael tenía solamente nueve años, y ya hacía algún tiempo que venía enseñándole el toreo de salón, le hizo torear una becerrita, y como el muchacho se manifestara ante ella un tanto medroso, exclamó el padre, contemplándolo cariñosamente:
-¡Lo que se parece a mí este «chiquiyo»!.-

LA GENTE DE MAS TALENTO.
Antonio Ramírez, «Memento», fué en la última decena del pasado siglo un picador de toros que, además de ejercer tal actividad, dió que hablar como autor dramático; se hizo después agente de Policía y acabó en viajante de vinos a comisión, no sin ejercer de alcalde de Salteras (Sevilla), cuyo personaje, tan locuaz como pintoresco, sostenía que no había gente de más talento que la de coleta. -Hombre -le interrumpieron una vez-, ¿y los abogados, y los médicos y los ingenieros? --No sigan ustedes -replicó- A cualquier tribuna se le puede llevar una recomendación, y a lo mejor te aprueban; pero vayan ustedes con una tarjeta de Cánovas del Castillo a un toro de Miura para que no les coja, y a ver qué pasa.-

LAS «COSAS» DE PACO DEL PINO
El famoso «Curro Guillén» tuvo a su servicio como mozo de espadas a Francisco del Pino, hombre de tan bonísimo humor y de tan inusitada frescura, que no respetaba a nadie ni a nada cuando se ponía en plan de burlarse hasta de su sombra. Contando nada menos que cuarenta y siete años se presentó como matador en Cádiz, y próximo a cumplir los sesenta anunció su despedida en un festejo, de cuyo programa es el párrafo siguiente:
«He determinado poner a prueba mi persona contra el escarnio público, presentándome en dos pies a pelear con animales de cuatro. Estos (de una famosa ganadería) son nombrados: «Sinvergüenza», «Bienvenido», «Te-agazaparás», «No te escapas», «El destino», «Guarda-papas» y «Para Pino». De ellos, mataré yo los cuatro primeros, lo menos de treinta y seis estocadas, para tener ocasión de lucir todos mis recursos.»

EL QUE MEJOR CONOCE LOS PUNTOS QUE CALZAN LOS TOREROS.
Diego Blanes alternó las banderillas con la pluma, y está especializado en la confección de zapatillas para torear
-Mire, mejor dicho, escuche. Joselito, el 39; Belmonte, el 38 y medio; Gaona, el 36 y medio, y así le podía ir' diciendo las medidas de todos.-
-¿Quién tenía o tiene los pies más grandes?.-
-El infortunado Agustín García Malla, el 42 largo, y los más pequeños Julio Gómez, Relampaguito, el 35 y medio.-
-Muy bien, amigo Blanes. ¿Quiere ahora decirme el costo de un par de zapatillas?.-
-Un disparate. Antes se cobraban hasta doce pesetas. Ahora casi puede usted poner un duro por cada peseta. ¿Están los materiales por las nubes
-¿Influye mucho la forma de torear con la fabricación?.-
-¡Ya lo creo! Muchísimo. Exceptuando a los banderilleros, los matadores gastan menos zapatillas que antes.-
-¿Razón?.-
-Muy sencilla. Hoy se torea más parado, los matadores se mueven menos y, por consiguiente, el desgaste de tal prenda es menor.-
-Convenido.-
-No lo dude, Juan Belmonte, que como usted sabe fué el que más empezó a pararse, gastaba, como ahora su hijo, cuatro pares por temporada. En cambio, a Joselito le tenía que hacer un par por corrida. El año 1916, que toreó 109, me compró otros tantos pares.-

 

¿«Manolete» fué fusilado por una actuación desafortunada en Linares?
-¡Lo que se parece a mí este «chiquiyo»!.-
...última decena del pasado siglo un picador de toros...
...para tener ocasión de lucir todos mis recursos.»
Exceptuando a los banderilleros, los matadores gastan menos zapatillas