La Crónica


Dos Orejas para Tato Loaiza en la última sin picadores de la México

Alfredo Flórez
2/10/2016

Con una buena novillada de El Vergel que fue brava y algunos con calidad en sus embestidas, se dio la cuarta novillada sin picadores y última en la monumental Plaza México, resultando variada y con el triunfo del joven michoacano Tato Loaiza, quien a la postre cortó dos Orejas, uno al novillo de su lote y otra al que mató al ser premiado con la lidia del sexto novillo, al que desorejo también, todo entre el entusiasmo del público que le alentó y vio en él al auténtico novillero con ansias de triunfar, a pesar de sus fallas, revolcones y toreo rapidillo, pero todo con el ímpetu de quien quiere ser alguien en la fiesta brava, así no haya realizado una faena completa ni bien estructurada por sus arranques y desmedidas ganas de quererse comer “vivo” a sus novillos, habiéndose llevado fuertes golpes de los revolcones, por su desbordada afición. En el sexto novillo tras de fuerte golpiza, lo ingresaron a la enfermería y regreso entre el coro de ¡torero, torero! que el público gritaba para animarlo y entusiasmarlo.
Tato Loaiza es el prototipo del novillero que hace falta en estas filas, ante de pasar a las de los novilleros con picadores y Tato tiene madera para llegarle al público quien solicitó las dos Orejas, una de cada uno de sus novillos y que el juez en turno se las entrego, así no hubieran resultado las faenas que merecían sus dos enemigos de El Vergel que fueron bravos y de gran calidad.
Por otro lado, se vivió la tragedia con en el jovencito de la escuela de Aguascalientes de espectáculos taurinos Héctor Gutiérrez, a quien le infirieron dos cornadas apenas iniciando de capa con en el novillo que abrió plaza de El Vergel, para ingresarlo a la enfermería y ya no salir a torear, teniendo que pasaportarlo el español Ángel Téllez. El parte médico lo tendremos más adelante. Ángel Téllez de la escuela taurina de Madrid, por el percance de su compañero, tuvo que matar a este primero por el percance de Gutiérrez, el segundo que era de su lote normal y el quinto novillo con el que fue premiado por ser mejor el mejor de la cuarteta. Por cierto, que en los tres novillos que mató Ángel Téllez, se le vio que tiene técnica y sabe pisar los terrenos de los toros, solo le falta proyectar a las alturas ya que por su toreo frio, poco se le coreo tanto con el capote como con la muleta en sus tres novillos, sin salvarse de llevarse también una voltereta como todos los novilleros de esta tarde.
El otro novillero español Antonio Medina de la escuela taurina de Badajoz, también se llevó tremendos sustos en la lidia del tercer novillo, al que se le pudo sacar partido tanto de capa como con la muleta, ciertamente que Medina también sabe torear y hacer la lidia adecuada, pero poco se acomodó con las embestidas de continuo del novillo de El Vergel que le tocó en turno y también se llevó un par de sustos que afortunadamente no llegaron a mayores, quedando su actuación en algunas leves palmitas y algo se le vio mejor en sus respectivos quites en los novillos donde pudo mostrar que sabe torear.
Al final, sacaron a hombros a Tato Loaiza.
Fueron ovacionados en el tercio los banderilleros Ángel A. González y Jorge Luna por un buen tercio de banderillas.
Fotos: Alfredo Flórez

El parte médico del novillero Héctor Gutiérrez dice, en su parte medular, que sufrió dos cornadas. Una, la más grave, en la región subcondral derecha, justo abajo del tórax, penetrante de cavidad que pasó muy cerca del hígado sin lesionarlo. La otra es en el tórax del lado izquierdo, que lesionó varias costillas y ocasionó un derrame importante.

PARTE MEDICO NOVILLERO HECTOR GUTIERREZ SILVA. Ciudad de México a 02 de octubre del 2016. Durante la lidia del primer astado, el novillero Héctor Alfredo Gutiérrez Silva sufre caída siendo embestido dramáticamente contra la barrera presentando varias cornadas y otras lesiones. Recibió atención desde el mismo ruedo siendo  trasladado a la enfermería por monosabios y paramédicos de manera adecuada en camilla. 
Al ser valorado por el equipo médico se encontró que presentaba dos graves cornadas, una en hemitórax posterior izquierdo, y otra en región lumbar derecha además de múltiples contusiones y rayones. La cornada lumbar derecha presentaba dos trayectoria una de 20 cm que atravesó la masa muscular, contunde y fractura la apófisis transversa de la segunda vértebra lumbar, llegando hasta retroperitoneo, y una segunda trayectoria hacia abajo y adentro de 10 cm que lesiona masa muscular. La cornada en hemitórax derecho fue a nivel del decimo espacio intercostal hacia arriba y atrás de 15 cm, contunde la pared del tórax, fracturando la octava y novena costilla.
Fue estabilizado de manera apropiada para ser trasladado para procedimiento quirúrgico al Hospital Ángeles Mocel. 
En dicho hospital se efectuó una tomografía para valorar los diferentes órganos vitales de la región sin encontrar lesión de los mismos.
En el tratamiento quirúrgico de la lesión se efectuó debridación, lavado exhaustico y reparación por planos, dejando drenajes por aspiración. Egresando de la sala de operaciones estable.
De no existir complicaciones será dado de alta el próximo miércoles y podra reaparecer en 4 semanas.
Firma DR. RAFAEL VAZQUEZ BAYOD JEFE DEL SERVICIO MEDICO.

La segunda Oreja la cortó Tato Loaiza saliendo de la enfermería
Tato Loaiza es el novillero con valor y entrega
Es más grande su impetu que su técnica de Loaiza
Tato se salvó de milagro de una fuerte cornada
Maltrecho pero con mucha afición salió Loaiza
Escena dramática se vivio con Héctor Gutiérrez
Por los aires Héctor Gutiérrez, ya llevaba las cornadas
El español Ángel Téllez tuvo que torear tres novillos
Buena estocada de Ángel Téllez
Antonio Medina de Badajoz con ganas pero sin suerte
Uno de tantos revolcones ante buena novillada de El Vergel