Pachuca 2017

La Crónica


Buen encierro de San Lucas en la 2ª novillada sin picadores en la México

Alfredo Flórez
18/9/2016

La segunda novillada sin picadores que se dio en la plaza de toros México, nuevamente resulto muy interesante, sobre todo al ver a un buen encierro de la ganadería de San Lucas del joven ganadero Pablo Ignacio García Vivanco, que además de estar muy bien presentado, mostraron bravura y clase, con los que se pudieron lucir los cuatro espadas anunciados, sobresaliendo los dos mexicanos, el potosino Ricardo de Santiago y Sebastián Ibelles que finalmente lidiaron los novillos quinto y sexto, gracias a la votación del jurado, que les dio la oportunidad de mostrar sus adelantos para poder dar el paso a las novilladas con picadores.
Por delante salió el colombiano Camilo Hurtado, que mostro aptitudes y valor, destacando un quite por zapopinas y con la muleta algunos buenos momentos, no sin haberse llevado una voltereta sin consecuencias, mal con la espada escuchando un aviso. Tuvo que matar al segundo novillo por percance de su compañero Ricardo de Santiago que ingreso a la enfermería y ahí le sonaron el tercer aviso para de Santiago, y tuvo que regresar al ruedo Camilo, para seguir pinchando y ahora a él, le sonaron los tres avisos, yéndose oficialmente “vivo” el novillo a los corrales, caso no visto anteriormente y que causo polémica entre los taurinos, pero la actuación del juez Jorge Ramos y su asesor Conrado García, mostraron que actuaron con apego al reglamento taurino vigente.
El segundo espada fue el potosino Ricardo de Santiago, un auténtico novillero que desde que se abrió de capa impactó a las alturas, torero con personalidad, con presencia y planta, además de torear variado y firme en sus intervenciones, bien de capa toreando variado y con gusto, solvente y espectacular con las banderillas mostrando facultades y aun mejor con la muleta, donde se pudo expresar en tandas templadas y de buen trazo por ambas manos impactando a las alturas por su personalidad, entrega y toreo variado, y con recursos poco vistos en un novillero y teniendo al público de su lado, pero vino la debacle con la espada, siendo empitonado un par de veces, hasta escuchar dos avisos e ingresar a la enfermería entre los brazos de las asistencias para regresar todo maltrecho al ganarse por su actuación el derecho de lidiar al quinto novillo, donde ya poco pudo mostrar, pero nuevamente destacando en banderillas y poco menos con la muleta fallando de nuevo con la espada hasta escuchar dos avisos.
El jovencito Sebastián Ibelles se las entendió primero con un buen novillo de San Lucas al que le toreo sabroso a la verónica y quito por chicuelinas bien rematadas, con la muleta dejo ver su buen temple y mando en series por ambas manos, sobresaliendo los del lado derecho y sus remates toreros, ya tenía la aceptación del público para cortar por lo menos una oreja y fallo con la espada dejando media delantera que provocó derrame y el público se le dividió, sin embargo le sacaron al tercio para ovacionarle y se ganó el poder lidiar el sexto de la tarde, este novillo que fue el lunar del encierro y Sebastián Ibelles tuvo que sacar a mostrar su toreo por la cara y deshacerse de este novillo que le despachó de dos pinchazos y casi entera, recibiendo palmas al final.
El francés Baptiste Cissé tiene buena planta de torero, sabe manejar bien los avíos y tiene técnica, solo que, haciendo bien su labor con el capote y la muleta ante un buen novillo, poco proyectaba a las alturas y su actuación quedo en una actuación limpia, pero sin impactar a un público que hiciera otra entrada buena en el primer tendido y regular en barreras. Ni las manoletinas, ni el haber despachado pronto le valieron para ganarse la oportunidad de lidiar otro novillo.
El ganadero Pablo Ignacio García Vivanco finalmente a la salida se llevó las palmas del público por el buen juego que dieron sus pupilos.




Sebastián Ibelles en el que cerro plaza