Entrevista


Decano de los Cronistas Taurinos. "Don Neto"

Alfredo Flórez
17/9/2016

Ernesto Navarrete y Salazar. Le suena el nombre, pues es nada menos que el decano de los cronistas taurinos mexicanos, “Don Neto”. Así gusta que le llamen, nada de señor y ni por su nombre de pila. Nació en Veracruz hace 92 años y como dice una frase publicitara… “Y sigue caminando tan campante” y en buenas condiciones para asistir a las corridas de toros, su pasión. Nos encontramos con este personaje de la fiesta brava mexicana y porque no decirlo, del mundo entero taurino, ya que no solo en México se le conoce como un gran cronista taurino a “Don Neto”, sino también en España y todos los países donde se dan toros.

Ernesto Navarrete y Salazar. ¿Le suena el nombre? Pues es nada menos que el decano de los cronistas taurinos mexicanos, “Don Neto”. Así gusta que le llamen, nada de señor y ni por su nombre de pila. Nació en Veracruz hace 92 años y como dice una frase publicitara… “Y sigue caminando tan campante” y en buenas condiciones para asistir a las corridas de toros, su pasión. Nos encontramos con este personaje de la fiesta brava mexicana y porque no decirlo, del mundo entero taurino, ya que no solo en México se le conoce como un gran cronista taurino a “Don Neto”, sino también en España y todos los países donde se dan toros.
Fue en la Feria de Texcoco en el callejón de la plaza de toros “Silverio Pérez” donde tuvimos el privilegio de platicar con “Don Neto” a quien le robamos unos minutos antes de iniciar una de las corridas de esta famosa feria y aunque breve la entrevista, pudimos sacarle algunos datos interesantes, a lo que finalmente nos dijo “Don Neto”. ¡Óigame casi me confiesa!
-¿"Don Neto" es usted el decano de los Periodistas Taurinos? Preguntamos.
Pues lamentablemente sí, porque yo que me inicie como locutor en el año de 1944, en la XEQK estación de radio que daba la hora minuto a minuto. Y fue mi compadre Luis Procuna, con quien anduve en mis locuras de querer ser torero, quien me dijo. “Compadre, porque no haces un programa de radio taurino” y hable con el dueño de la estación el Sr. Jiménez, quien de inmediato me dijo que si y me dio no solo unos minutos, sino media hora diaria y así nació mi programa, “Tópicos Taurinos” y... hasta la fecha.
-¿Habrá echado capa usted alguna vez antes de ser cronista o siéndolo ya?
Bueno como todos los que queremos ser en este medio, tuve la suerte de echar capa como dices por los años 1938 y 39 con quienes entonces eran novilleros como Luis Procuna y Ángel su hermano, Ovidio Solórzano, el hijo de don Cándido Hernández que era el dueño de la placita Ford y otros más que se me escapan a la memoria.
-Como es que le dio por entrar a los toros. ¿Por alguna influencia familiar o como fue?
Fue gracias a mi padre quien me inculco la afición por la fiesta de los toros y tuve la suerte de ver torear a los hermanos Bienvenida, Antonio y Pepe que venían a torear acompañados por su padre “El Papa Negro”, con quien años después lleve gran amistad con Antonio Sánchez Bienvenida así como con Pepe y Antonio Bienvenida.
-Don Neto, ¿se necesita haber toreado por lo menos una vaquilla, algún becerro o toro para poder hablar de toros?
Bueno mira yo creo que por lo menos saber que se siente ese revolotear de mariposas en el estomago, y saber que sienten los toreros con ese miedo de ver pasarte por delante a una vaquilla, un toro o un novillo.
-¿Y para ser cornista taurino tuvo que estudiar alguna carrera?
Mira yo soy autodidacta como muchos de mis tiempos, fue el tiempo de hacer más de 1200 programas de radio, de escribir en periódicos como actualmente lo hago en “Impacto”, soy corresponsal de France Press y estoy con estos jóvenes de Radio ABC, además escribo para otros periódicos, eso es lo que me ha dado la experiencia.
-¿Alguna anécdota especial que tenga dentro del periodismo?
Sí, muchas pero recuerdo en especial una, que fue crear el periódico Ovaciones. Tuve un amigo de nombre Salvador López que vivía por allá en puente de Alvarado que tenía una sastrería y le dije que quería hacer un periódico como el ESTO que entonces tenía unas 8 o diez páginas y en el papel donde hacen sus formas para cortar los sastres, formé lo que serían luego las primeras páginas de ese diario. Y tuve la fortuna de sacar el primer periódico Ovaciones, que por cierto tengo todos los documentos de registro que lo abalan y así sacamos el periódico que salía los martes y costaba 20 centavos. La primer portada saque al torero Fernando López “El Torero de Canela” y de contraportada a una actriz americana muy bella, rubia que ahora no recuerdo su nombre y que trabajaba en el teatro Lirico. Así saque el primer ejemplar poniéndome como director, pero como quería separar el puesto del director y del cronista, siendo muy amigo de “Don Difi”, al que por cierto le aprendí mucho, le dije a don José que quería ponerme un seudónimo, como mi padre se ponía “Terravan” escribiendo en el Redondel, que no es otra forma que el apellido Navarrete al revés, entonces le dije  a don Miguel Díaz Conté que me permitiera hablarle a Paco Malgesto y pensando en un seudónimo como el de “Don Difi” y ya que en mi casa todos me decían Neto, le dije. Oiga Paco que le parece si me pongo “Don Neto”. ¡Ya! desde ahora te llamaras “Don Neto” y así firmaras tus crónicas, me dijo.
-¿Después de la creación del periódico Ovaciones, paso por otros medios impresos?
Huy si, mira he escrito en El Universal donde me llamó don Manuel Alonso que en paz descanse, que era secretario del presidente de la república, en Claridades, La Prensa y otros más.
-¿En otros medios, cual ha sido su incursión?
Yo fui el primer cronista mexicano que hizo crónicas desde España fue por la XEX de don Rómulo O’Farril, en un mano a mano de Alfredo Leal y Curro Romero y no me dejaban trabajar porque decían que no tenía permiso y fue mi amigo Raúl Ochoa Rovira, quien me ayudó y así fue como hice la transmisión por radio desde la Real Maestranza de Sevilla, en el mano a mano de Alfredo Leal y Curro Romero. De ahí me salió un contrato para transmitir varias corridas, el léxico que yo usaba era distinto al que usaban en España, tal vez eso les llamo la atención y transmití así por ejemplo la presentación de Eloy Cavazos en Málaga, la presentación de Mariano Ramos en Jerez de la Frontera, la de Manolo Martínez también y así continúe hasta la fecha que sigo dando lata en los periódicos donde escribo, en France Press donde llevo 28 años como corresponsal y en los micrófonos donde sigo haciendo mis crónicas.
-Yo diría dando cátedra “Don Neto”.
Mira yo no diría eso, todos los días se aprende de todos, de ti, de todos los que de alguna forma estamos en este medio, hay algunos que me dicen maestro, pero la verdad no he sido maestro de nadie, yo trabajo para la fiesta de toros con cariño y no puedo decir que hecho cronistas, pues ha habido quienes les das la oportunidad y luego se te voltean, pero de eso no quiero hablar.
-De entre los toreros, habrá alguno que sea su preferido, aunque sé que Luis Procuna, su compadre, debe de ser el número uno en su gusto.
Son dos. Lorenzo Garza y Luis Procuna. Y te voy a contar una anécdota, una vez toreaban Lorenzo Garza y Luis Procuna y en patio de cuadrillas le dije a Lorenzo Garza, matador mucha suerte, él sabía mi favoritismo por Luis y me dijo, ahora voy a montarme sobre su torero y esa tarde triunfo en grande Lorenzo, que llegando al callejón tras de sus faenas me dijo: “Que le pareció, me le fui por delante a su torero” y yo le contesté. Matador enhorabuena, pero sigo siendo Garcista y Procunista, a lo que sonrió agradeciéndomelo. Claro he admirado muchísimos toreros, he apoderado a varios toreros, a Mariano Ramos tuve la fortuna de haberle apoderado hace unos tres años y de poder meterlo a todas las ferias de la república mexicana en el primer año que lo lleve. En México he representado a Francisco Ruiz Miguel, a José Ortega Cano y el último español que represente fue a José Luis Palomar.
-¿Es compatible ser periodista y apoderado al mismo tiempo?
Bueno tienes que desligarte cuando llevas a un torero. Hay un caso cuando toreaba Mariano Ramos en la Plaza México, claro yo no podía decirle como torear a Mariano que es todo un maestro, ese día alternaba con un matador español que se le acercó cuando termino su faena y le dijo, “Maestro, gracias por la cátedra que nos acaba de dar”. Pero minutos antes una persona me dijo en el callejón, “Dígale a Mariano que toree de tal forma” a lo que yo le dije, si usted es capaz de hacer lo que dice, dígaselo usted, pues a Mariano que es todo un maestro no se le puede decir lo que él sabe y cómo hacerlo. Yo admiré a Fermín Espinosa “Armillita chico” a Carlos Arruza le aprendí mucho, a Santiago Martín “El Viti”, Antonio Mejías Bienvenida a Domingo Ortega con quien tuve una gran amistad y le aprendí mucho durante mi estancia en España.
-¿Ha publicado o tiene por publicar algún libro o recopilación de sus crónicas?
Mira tengo escrito algunos capítulos que son como 30 o 40 de anécdotas y vivencias personales, pues uno de mis nietos Carlos de nombre, quiso ser torero y yo lo quite de esto haciendo referencia a él, lo titulé como “Mi nieto y yo” o “Yo y mi nieto” algo así que aún no defino, pero que cuento mis vivencias comparadas con lo que quería ser mi nieto. Tengo algunas pequeñas publicaciones como las biografías de Luis Procuna y la de Lorenzo Garza, que no he publicado tal vez por desidia, pero ahí están, esperando a ver cuando las edito.
-¿Sería indiscreción saber su fecha de nacimiento, donde nació y como se compone su familia?
No hombre para nada, yo nací el 7 de noviembre de 1918 en Veracruz, así que voy a cumplir 93 años y mi familia está compuesta por mi padre, mi madre y ahora mi esposa, mis dos hijos uno que es licenciado y otro sacerdote y mi hijita a quien adoro que se llama Martha Navarrete y vive en Apizaco en su rancho, donde tiene caballos y le gusta montar y de vez en cuando le visito.
-“Don Neto” pues muchas gracias por aceptarnos entrevistarle.
No al contrario, te agradezco la entrevista, aunque casi me confiesas, pero sí hay mucho que platicar y si no me quitas el micrófono, nos podríamos pasar mucho tiempo platicando de toros. Gracias a tí.

Escribe rápido y por teléfono dicta sus notas a la redacción de México.
"Don Neto" y el famoso torero "Manolete" en México (1940).
El decano de los periodistas.
Leyendo una crónica taurina en la radio.