Pachuca 2017

Columnista Invitado


¡¡¡DALE, SEÑOR, EL DESCANSO ETERNO, Y LUZCA PARA ELLA LA LUZ PERPETUA!!!

Pedro Julio Jiménez Villaseñor
8/12/2016

CUANDO LOS que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen, pierden el respeto.
PUES AL parecer la nueva empresa de la ex Monumental Plaza México tomó muy en serio esa agringada mercadotecnia de “El Buen Fin” y eso quiere hacer “con su chamba”, desea darle fin a la fiesta en el coso más grande del mundo al amontonar carteles. No tardaran pues en colocar en las rojas rejas de sus diferentes entradas la manta con la leyenda… ¡¡¡Dale, señor, el descanso eterno, y luzca para ella la luz perpetua!!!
ERRADA FUE nuestra esperanza de ver un cambio para mejorar la triste situación en la que dejaron ese coso los de la pasada “administración”, lugar que sufrió una feroz madriza por un cuarto de siglo sin que nadie siquiera llamara al 911 solicitando el auxilio que notábamos era urgente llegara para la sobrevivencia de la plaza por la que han pasado grandes toreros, los que han regado su arena con sangre color vergüenza, la que al mismo tiempo ha inspirado a otros congéneres a esforzarse a ganarse lugares de respeto de aquellos que antiguamente llenaban su graderío. La confianza de los paganos se ha perdido.
HAGO LA comparación siguiente también…
EN LA actualidad “pilas” de toreros “triunfan” solo pegando pases, de estructurar faenas na de na, pegapases se les dice, aprovechan el viaje de sus juveniles bureles de manera vulgar, sin dejar huella, tan huecos, fatuos y engreídos como ese montón de tecleadores que infantilmente “informan” de entradas superiores y envían fotos con espantosa soledad en los tendidos, de corte de orejas a “toros” que más parecen alcancías infantiles. En la México no han sabido estructurar una temporada a pesar de anunciar espadas que tienen que interesar a la cada día más mínima masa de aficionados. La confianza de los paganos se ha perdido.
ESE ES precisamente el paralelismo notado con la nueva empresa, solo hacen carteles sin la debida mencionada estructura al amontonar fechas, sin ningún porvenir o germen, de atractivos cero por todos lados, parece ser pasarela de nombres en vez de temporada, principalmente las taquillas así nos lo marcan, no vemos porvenir y menos la ilusión de ver repeticiones prontas. Esa “tardanza” hace se pierdan intereses por retornar a las taquillas de Insurgentes, la mentada pasarela, los altos costos de las entradas, los encierros casi de caricatura ante la falta de casta, -no se olvidan fácilmente las pasadas pifias- y lo que todos ya conocemos, estéril es adjuntar esos yerros.  
DICEN ALGUNOS “comunicadores” y sus esbirros y lacayas “manda boletines”… -“Mostremos que la Fiesta está viva, llenemos los cosos”.- Ellos sí que así aumentan “sus bonos” con los empresarios pero urge escuchar el fuerte reclamo de quien verdaderamente manda en la fiesta, el aficionado, que ya está hasta el gorro de comer gato en lugar de las liebres esperadas e imaginadas cual debe de ser.  
ASISTIR A esos remedos de corridas es hacerse participe de los fraudes que hemos vivido desde hace “una peseta” de años. Si verdaderamente deseamos reviva la Fiesta Brava hagámoslo notar quedándonos en casa, a final de cuentas si la compostura llegase los empresarios serán los ganones, salvo que sus contadores digan lo contrario.   
HOY EN día son varias las cabezas que están inmiscuidas en las oficinas de la ex Monumental México, hoy en día cambios y suspensiones están a la orden del ídem. Ya llegara el otro ídem que los haga ver que el camino actual es irse de inmediato a cualquiera imprenta para que rotulen las mantas con la tétrica leyenda de…
¡¡¡DALE, SEÑOR, EL DESCANSO ETERNO, Y LUZCA PARA ELLA LA LUZ PERPETUA!!!
… Nos Vemos.


no vemos porvenir y menos la ilusión de ver repeticiones prontas